2º Reunión de Noviciado

Os informamos que el próximo Jueves 26 de Diciembre, a la 20:15 h, en la Sacristía de la Orden (Calle Gaona, 9) se realizará la segunda charla de formación para las personas que han solicitado la imposición del escapulario servita el próximo año.

Recordamos la importancia de asistir a este noviciado, dirigido por el Padre Carmelo Santana, para tener conciencia del significado del ingreso en la Orden. La realización de éste noviciado es imprescindible para la imposición del escapulario.

Os esperamos a todos.

IV Domingo de Adviento

Hoy celebramos el IV Domingo de Adviento, el nacimiento del Señor se acerca:

En aquellos mismos días, María se levantó y se puso en camino de prisa hacia la montaña, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Aconteció que, en cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel de Espíritu Santo y, levantando la voz, exclamó: «¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? Pues, en cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Bienaventurada la que ha creído, porque lo que le ha dicho el Señor se cumplirá». (Lc 1, 39-45 )

 

Resultado de imagen de virgen embarazada oleo

Tercer Domingo de Adviento

El tercer domingo de Adviento es llamado “domingo de gaudete”, o de la alegría: Gaudete, es decir,  regocíjense.

En esta fecha se permite la vestimenta color rosa como signo de gozo, y la Iglesia invita a los fieles a alegrarse porque ya está cerca el Señor. En la Corona de Adviento se enciende la tercera llama.

TERCER DOMINGO DE ADVIENTO: DOMINGO DE GAUDETE - 2019
En la liturgia de la Misa de este domingo encontramos lecturas que nos invitan a la alegría en el Señor, a permanecer constantes en la oración y a ser agradecidos con Él.

La alegría es un factor central de este tercer Domingo de Adviento, pero es esa alegría verdadera que viene del Espíritu Santo, de la espera de aquel que es nuestra esperanza, Jesucristo. Ese Mesías que quiere nacer en nuestro corazón, renovar nuestra vida y darnos una alegría imperecedera que viene de encontrarnos con Él.

Esta época de Adviento nos invita a profundizar en la verdadera alegría, esa que es una y plena y viene de Jesús, que no necesita nada para ser completada, que lo tiene todo y es capaz de satisfacer totalmente el corazón del Ser Humano.

Que este Domingo de Gaudete sea una ocasión maravillosa para que en familia podamos meditar en la verdadera alegría que es Cristo Jesús, fuente de toda nuestra esperanza.