Reglas de vida y estatutos

PREAMBULO

Consecuente con el resurgir religioso social y económico que experimenta a partir del siglo XIII de la Europa medieval, nacen en las grandes ordenes religiosas denominadas mendicantes (Dominicos, Franciscanos, Siervos de Maria…)
Las cuales van a imprimir un fuerte impulso al apostolado y a la sociedad, de ahí que, desde prácticamente sus orígenes fundacionales, se estructuren en tres ramas: la religiosa, de votos solemnes y sacerdotal, la femenina de voto solemne y conventual y la seglar u Ordenes terceras con promesas solemnes. En  1424 la orden seglar de los Siervos de María fue oficialmente reconocida por el Papa Martín V por la bula Sedis apostolicae providentia.
En este ultimo escalón, se incluye desde su fundación por el  conde de Buenavista en mil setecientos cuarenta, la V.O.T de Siervos de Maria ( servitas) cuya sede canónica esta establecida  en la iglesia de la Santa Cruz y San Felipe Neri, condición imprescindible que puso D. Antonio Thomas Guerrero Coronado  Zapata y Chavarino,  según esta notarial, para la cesión del templo a los padres Filipenses, Y en ella permanece hasta el presente.
Por sus orígenes históricos, por el compromiso de vida aceptado en la promesa solemne, por su dependencia jerárquica, la orden tercera de Siervos de María ocupa un rango en la estructura eclesial superior a las cofradías y hermandades.

La Orden Servita es un caso especial en la historia de la Iglesia ya que no tiene un único fundador si no que su raíz es el grupo la comunidad fraterna y junto a este carisma de lo comunitario, de la unidad en la entrega hará que los siervos de Maria sean un solo corazón y una sola alma como ya lo expresaba la legenda de origine en el siglo XIII, e insistía como propio no solo de los Santos fundadores, sino que ha de ser esencia de todo servita clérigo o seglar.

Lo que, en segundo lugar identifica al siervo de Maria seglar, será la inspiración constante en María, imagen conductora que lo empuja a sus hermanos y se proyecta en la sociedad. A la luz de La Palabra De Dios, y a imitación de Maria,  los servitas seglares tratan de vivir su vocación en la comunidad eclesial y en la sociedad. Como parte de la Iglesia se comprometen a conocer y vivir sus enseñanzas en su quehacer diario y en el apostolado de ahí la importancia de sus reglas de vida.

Misericordia es la actitud propia de Dios ante las necesidades de su pueblo, del hombre y de todas sus
criaturas; y de Maria que permanece atenta y solicita ante las necesidades de los más humildes. También los laicos Siervos de Maria están llamados a permanecer al pie de las infinitas cruces pues el Hijo de Dios sigue crucificado en sus hermanos y siguiendo el ejemplo de Maria, quieren permanecer al lado de las personas que sufren, para llevarle el consuelo y la cooperación redentora.

Como imitadores de Jesús y de su Madre tratan de comunicar al mundo sumergido en el dolor y la angustia, las energías que lo liberen de la esclavitud de la corrupción, y conducirlo a la libertad de los hijos de Dios, y al gozo que nadie podrá ya arrebatarles (const. O.S.M, art. 319)

Por todo ello, el siervo de Maria seglar, se siente llamado a irradiar en el mundo el amor de Cristo y la devoción a Maria, ejerciendo en su familia, en su ambiente laboral y social, el servicio del amor mutuo compartiendo las preocupaciones, aspiraciones de la sociedad y de la Iglesia, y colaborando en la construcción de un mundo nuevo a la luz de los valores evangélicos.

Por todo lo anterior los servitas son una orden religiosa seglar que no tiene como fin inmediato el dar culto a una imagen que evoque algún aspecto de Maria, sino que busca la santificación de cada uno de sus miembros, de acuerdo con el carisma propio de la Ordenes Servitas, mantenido durante siglos, en comunión con los hermanos y la meditación e imitación de los Dolores de María.


Capítulo I:
Orden Tercera de Siervos de María


 Regla. 1º


 La Orden Seglar de Siervos de María, erigida desde 1741, compuesta por  hombres y mujeres, es una de las expresiones de vida de una misma vocación de la Orden de los Siervos de María.  Comparten con ella los ideales y los compromisos de vida evangélico-apostólica y la piedad particular hacia la Madre de Dios y constituyen una sola familia. 


 Regla.  2º


 En la Iglesia, pueblo santo de Dios, la vocación del siervo de María seglar es una llamada especial que conlleva una invitación gratuita de Dios y una respuesta consciente y libre y reconoce la presencia materna de María.


 Regla. 3º


 El Siervo de María se compromete a llevar a su plenitud el mandamiento evangélico del amor; a vivir en comunidad fraterna su vida cristiana, personal, matrimonial, familiar, social y su inserción en la sociedad.


 
Regla. 4º


 En la escucha de la Palabra de Dios y en la oración, los Siervos de María profundizan su propia vocación cristiana y su cometido en la Comunidad y como parte de la Iglesia se comprometen a vivir sus enseñanzas y apostolado.


Regla.  5º


 Según el espíritu de la Orden, el Servita, se inspira constantemente en María, la toma como guía e imagen de vida, en la sencillez, el servicio y la humildad, orientada hacia Dios, y expresa libremente el compromiso de fidelidad a la propia vocación y su vínculo con la orden por medio de la promesa.


 Regla.  6º


 A imitación de los primeros cristianos que eran un solo corazón y una sola alma, los hermanos y hermanas de la Orden Seglar de Siervos de María (Servitas) se reúnen bajo el signo de la comunión fraterna para profundizar en el conocimiento recíproco y en el servicio de amor hacia el prójimo.


 Regla.  7º


 Participará el siervo activamente en la vida de la Orden, en los encuentros y reuniones para la reflexión común de la Palabra de Dios y el tratamiento de temas humanos o sociales, ofreciendo con ideas, experiencias y argumentos que enriquezcan la Orden.


 Regla.  8º


 La Venerable Orden Tercera tiene su sede canónica en la Iglesia de la Santa Cruz y San Felipe Neri, manteniendo sus lazos con la comunidad religiosa de los Siervos de María, con los cuales comparte la espiritualidad y colabora en el compromiso apostólico.


 


 


Capítulo II:  La Oración y el apostolado.


 Regla. 9º


 La oración para el Siervo de María seglar, no es sólo un deber esencial como cristiano, sino que constituye un compromiso particular para crecer en la fe, en la esperanza y para llevar a la perfección el mandato divino del amor.


Es el encuentro con Dios en la fe, en este camino la Virgen María, es para el siervo guía segura y ayuda.


 Regla.  10º


 La oración personal y la comunitaria, junto con los hermanos y hermanas profundizará en la Palabra de Dios y rezará por los hombres y por el mundo.  Participará en la vida litúrgica y sacramental de
la Iglesia.


 Regla.  11º


 La Eucaristía, expresión más sublime de la oración y el signo sacramental de la V.O.T., los siervos de María actualizan la Pascua del Señor y realizan la unión de amor entre ellos y con toda la iglesia.


 Regla.  12º


 Siguiendo la tradición de la Orden, el Servita obsequiará a la Virgen con actos especiales de veneración y se compromete a
participar en las fiestas litúrgicas de la Orden.


Las principales fiestas litúrgicas de la V.O.T. serán:


a.- Ntra. Sra. de los Dolores ( 15 de septiembre)


b.- Viernes de Dolores. Liturgia de la Promesa.


c.- Septenario ( Viernes de Cuaresma)


d.-  Festividad de los Santos Fundadores (15 de febrero); en el caso de coincidir con la Cuaresma se traslada al primer
Viernes de Pascua.


 Regla.   13º


 El Siervo de María recordará a los hermanos y hermanas difuntos y, para ellos, implorará la misericordia del Señor.


 Regla.  14º


 Para el Siervo de María, comprometido a llevar a la perfección el mandamiento de la Caridad, la penitencia constituye un valor evangélico y un medio de  conversión.  Siguiendo a nuestros Primeros Padres y a la tradición de la Orden, la penitencia consiste principalmente en la caridad, entendida como aceptación recíproca y servicio mutuo. Consecuentes con ello todas las cuotas y limosnas serán destinadas al culto y a la caridad.


 Regla.  15º


 El Servita desea vivir las bienaventuranzas evangélicas “Bienaventurados los pobres de espíritu porque de ellos es el reino de los cielos” (Mt. 5,3)


Con la obligación y la responsabilidad en el trabajo, la sencillez y la austeridad de vida, la sensibilidad a las necesidades de los hermanos, el servicio a los necesitados, el Siervo de María intenta testimoniar su amor a Cristo y anunciar al hombre de hoy, tentado por la codicia del dinero, del poder y del placer, que Dios es el único bien necesario, el verdadero valor que puede saciar el corazón del hombre.


 Regla.  16º


 Fieles a su vocación, los Siervos de María desean irradiar en el mundo el amor de Cristo y ofrecer, con humildad, a los hombres un testimonio de vida y dedicación a los hermanos, a ejemplo de María.


Se comprometen a colaborar en los trabajos apostólicos, como respuesta a las necesidades de la sociedad y de la Iglesia.


 
Regla.17º


 Para el Servita, por su devoción a la Virgen Dolorosa, debe adquirir singular importancia servir a los enfermos, a los ancianos y hermanos más necesitados.


 


Capítulo III:  La admisión de nuevos siervos. y causas de su cese


 Regla. 18º


 Pueden ser admitidos a la V.O.T. de Siervos de María, aquellos fieles cristianos que cumplidos los doce años y habiendo recibido la Primera Comunión manifiesten sincera voluntad de compartir el ideal de la Orden, comprometiéndose a vivir y manifestar en su situación familiar,
laboral o social, los valores humanos y evangélicos de vida cristiana, a honrar e imitar con particular piedad a la Virgen María, según el espíritu de Orden.


 Regla.  19º


 Para ser admitido en la Orden se requiere una solicitud escrita, firmada y presentada por dos siervos, la cual se dirigirá al Consejo, reservándose éste el derecho de aceptación.  Los siervos no podrán presentar más de dos novicios por año. Los menores de 18 años necesitarán además la autorización paterna o del tutor, en su caso.


 
Regla. 20º


 Con la admisión el candidato se integra plenamente en la Orden seglar, para verificar su vocación y compartir con los demás hermanos las reglas.


 Regla 21º 


Se causa baja en la V.O.T.:

a.- Por fallecimiento

b.- A petición propia, pedida por escrito al Prior

c.- En el mismo momento de dar el nombre a religión no católica o inscribirse en sociedades condenadas por la Iglesia.

d.- Por acuerdo del Consejo, ante el abandono de las condiciones como siervo o como católico.

En los casos contemplados en los apartados b y c antes de proceder a la baja definitiva se les advertirá al siervo reservadamente, concediéndole un plazo prudencial para que pueda rectificar, si así lo desea.

 


             


Capítulo 1V:  Prueba y Promesa. Derechos y Deberes de los Siervos de Maria


 Regla.  22º


 Todo novicio realizará un periodo de prueba bajo la tutela del Maestro de Novicios y se compromete:


 
1. Descubrir gradualmente y asimilar la vocación específica del laicado en la Iglesia y los aspectos propios de la V.O.T.

2. Estudiar la regla de vida de la Orden.

3. Profundizar la doctrina de la Iglesia sobre la Virgen María.


 Regla.  23º


 La promesa es el acto solemne con el cual el candidato renueva su consagración bautismal, vivificándola según la espiritualidad Servita y la incorpora definitivamente a la Orden seglar de Siervos de María y le hace partícipe de la vida de la familia Servita.


Previo a la toma de la promesa, el Maestro de Novicios presentará al Prior un informe de cada candidato.


El texto de la Promesa es el aprobado por el Prior General de la O.S.M.


 Regla.  24º


 El rito de la promesa seguirá el Ritual propio de los Siervos de María y se realizará, preferentemente, en la Eucaristía solemne del Viernes de Dolores o, a criterio del Prior, en otra solemnidad de la liturgia de la Orden, fundamentalmente el 15 de septiembre, festividad de
Ntra. Sra. de los Dolores. 


Regla 25º


 Los siervos de María (Servitas) tiene reconocidos los siguientes derechos:


a.- Desde el momento de su incorporación a la V.O.T. gozaran de las indulgencias derechos y privilegios y otras gracias espirituales que tiene concedida la V.O.T.


b.- Ostentar en los actos de culto el escapulario o habito.


c.- Los mayores de 18 años y al menos con uno de antigüedad, asistirán a los Cabildos con derecho de voz y voto.


d.- Cuando se produzca su fallecimiento, en la Eucaristía de los viernes se le dedique una especial mención.


 Regla 26º


 Además de la observancia de lo determinado en las Reglas de Vida, el servitas mostrará:


a.- Una especial delicadeza de conciencia moral.


b.- Un fervor religioso y espíritu apostólico, participando en la tarea evangelizadora de la Iglesia.


c.- Un respeto e inteligente obediencia a la jerarquía eclesiástica y a las normas que de ella emane.


 Regla 27º


 Todos los hermanos, además, están obligados:


a.- A cumplir con lo establecido en las reglas de vida y en los estatutos.


b.- A reunirse bajo el signo de la comunión fraterna para profundizar en el conocimiento reciproco, según se establece en las Reglas de Vida.


c.- Contribuir económicamente al mantenimiento de la Orden.


 


Capítulo V:  Órganos de Gobierno


 Regla. 28º


 Los Órganos de Gobierno de la V.O.T. de Siervos de María (Servitas) serán:  El Prior, el Corrector y el Consejo.


 Regla.  29ª


 El Prior, primero entre los hermanos y hermanas, preside el servicio en la caridad; tiene la responsabilidad de la Orden Tercera, asistido por el Corrector y el Consejo.


En el ejercicio del servicio, el Prior procurará testimoniar a Cristo, que ha venido no para ser servido, sino para servir y acrecentar la vida de los suyos.


 Regla.  30ª


 Son competencias del Prior:


 
1. Convocar y presidir los Consejos, Cabildos, reuniones y actos litúrgicos de la Orden.

2. Promover y animar los compromisos espirituales y apostólicos de la Orden.

3. Colaborar con la parroquia.

4. Establecer el orden del día de los Consejos y Cabildos.

5. Autorizar las actas con su Vº Bº.

6. Ejercer la representación de la Orden en todos los actos públicos y privados, con plena eficacia jurídica y a todos los efectos, interponer toda clase de recursos y acciones ante los organismos oficiales, otorgar poderes generales y especiales a abogados y procuradores; celebrar en nombre de la V.O.T. y como representante legal de la misma, toda suerte de contratos y operaciones mercantiles.


 Regla. 31ª


 El Prior, hermano o hermana, para ser elegido deberá acreditar, además de las dotes y cualidades espirituales y morales propias de un Servita, tener al menos 40 años de edad y 15 de pertenencia a la Orden y estar confirmado.  Tener residencia en Málaga y no estar incurso en ninguna de las incompatibilidades del Canon 695 del Código de Derecho Canónico.  La duración en el cargo será de cuatro años, pudiendo ser reelegido, debiendo pedir permiso expreso al Sr. Obispo cuando haya permanecido ocho años en el cargo y aspire a un tercer mandato.


 Regla.  32ª


 El Prior, hermano o hermana, será elegido en un Cabildo extraordinario de elecciones que deberá celebrarse en la sacristía de la V.O.T. en la Iglesia de la Santa Cruz y San Felipe Neri y convocados para ello todos los hermanos con la debida antelación.


 Art. 33ª


 El Prior cesará en cargo por alguna de las siguientes razones:

1. Cumplimiento del periodo para el que fue elegido.

2. Por dimisión.

3. Por enfermedad grave que le imposibilite para el ejercicio del cargo.

4. Por fallecimiento.

5. Por decisión del Sr. Obispo o del Padre General de la Orden Servita, oído preceptivamente el Cabildo.


 Regla.  34ª


 El Corrector será propuesto por el Prior, oídos los miembros del Consejo a la autoridad eclesiástica y deberá tener vínculos con la Orden.  Si en algún momento hubiese PP.Servitas en la Diócesis, sería un sacerdote de dicha Orden.


El Prior y el Corrector podrán acordar el nombramiento de un Vicecorrector.


El Corrector tiene todas las competencias que les confiere el Derecho Canónico y los presentes Estatutos. Tendrá voz y voto en todas las sesiones de los Órganos de la Orden y de veto cuando pudiera atañer a la fe o a la moral.


La jurisdicción y vigilancia que compete al Sr.Obispo sobre las asociaciones públicas de fieles la ejerce a través del Corrector.


 Regla.  35ª


 El Consejo es el Órgano de Asesoramiento y Gobierno de la V.O.T. y estará presidido por el Prior y el Corrector.


Estará compuesto por un mínimo de 6 consejeros, nombrados por el Prior, pudiendo incrementar dicho número y serán:
Viceprior, Maestro de Novicios,  Ecónomo, Culto y Enfermero, Camarera de la Virgen y Secretario.


 Regla.  36ª


 Serán competencias del Consejo:

1. Asesorar y colaborar con el Prior en la guía y dirección de la Orden.

2. Aceptar los candidatos a la admisión y a la promesa.

3. Cesar, si fuese necesario, a un miembro de la Orden, escuchadas las razones y alegatos del interesado.

4. Recabar y recibir los informes de los consejeros, especialmente del Ecónomo.

5. Aprobar los cultos extraordinarios e impulsar la acción caritativa de la Orden.

6. Aprobar las propuestas de formación.

7. Conocer y aprobar los cultos cuaresmales y la organización de la procesión del Viernes Santo.

8. Cuantos otros le encargare el Prior.


 Regla.  37ª


 El Consejo se reunirá, al menos, una vez al mes, y los acuerdos que el Prior sometiese a votación, será adoptados por mayoría simple de los miembros presentes y se reflejará en la correspondiente Acta que levantará el Secretario.


 Regla.  38ª


 El Viceprior, hermano o hermana, deberá acreditar las dotes espirituales y morales propias de un Servita, deberá tener al menos 25 años de edad y 10 de pertenencia a la Orden.  Serán sus funciones:


 
1. Sustituir al Prior en los supuestos de vacante, enfermedad, ausencia o defunción, con los mismos derechos y obligaciones que aquel.

2. Convocar Cabildo de elecciones tras la vacante del Prior en el plazo máximo de 6 meses.

3. Representar a la V.O.T. en los asuntos que le sean encomendados por el Prior o el Consejo.


 Regla.  39ª


 El Maestro de Novicios, hermano o hermana, cumplirá los requisitos exigidos al Viceprior, debiendo, además, reunir virtudes y cualidades propias de un Preceptor y sus funciones vendrán referidas a lo estipulado en las reglas 22 y 23, Cap. IV.


 Regla.  40ª


 Al Ecónomo le compete:


 
1. Preparar los presupuestos de cada ejercicio.

2. Recabar las cuotas;  pagar las facturas, con el Vº Bº del Prior; llevar los libros de contabilidad.

3. Depositar los fondos de la V.O.T. en cta. cte. bancaria abierta a nombre de la Orden, siendo necesario para la retirada de fondos las firmas suya y del Prior.

4. Archivar los comprobantes de cobros y pagos; practicar al término de cada ejercicio económico el balance de ingresos y gastos habidos en el mismo, el cual,  será conocido por el Consejo y elevado al Cabildo para su aprobación.

5. Facilitar periódicamente al Consejo informes del Estado Económico de la Orden.

6. Al cesar en su cargo entregará los libros, talonarios, carpetas de comprobantes y demás documentos propios de la tesorería al Ecónomo que le sustituya, en presencia del Prior.

7. Aquellas otras funciones que deriven de los Estatutos o le sean encomendadas por el Prior para la buena marcha de la tesorería.


 Regla.  41ª


 Consejero de Culto y Enfermero:  Serán sus funciones:


 
1. Organizar los Cultos propios de la Orden, con especial atención a las tradiciones de la misma y la liturgia y festividades marianas.

2. El Siervo de María recordará frecuentemente a los hermanos y hermanas difuntos y para ellos implorará la misericordia del Señor, siendo para ello misión primordial de este Consejero participar en el duelo y sepultura de los hermanos fallecidos.

3. Organizar el Septenario cuaresmal y las Misas Capitulares.

4. Redactar el programa de formación que desarrolle la vocación Servita y fomente la unión espiritual entre los miembros de la Orden.

5. Mantener una estrecha relación con el párroco y con Cáritas y colaborar en la asistencia a los enfermos y ancianos, no sólo de la Orden, sino de la parroquia.

6. De acuerdo con el Jefe de Procesión, que designe el Prior,  organizar los Cultos del Viernes Santo.

7. Será el responsable, junto con la Camarera, de cuidar y velar por el Patrimonio histórico de la Orden, enseres y objetos de culto y en general por cuantos bienes tuviere la Orden.


 Regla.  42ª


La Camarera de la Virgen, en estrecha colaboración con el Consejero de Culto, será la responsable del cuidado y aderezo de la imagen de Nuestra Sra. de los Dolores, y compartirá con aquel algunas tareas reflejadas en el artículo anterior.


 Regla.  43ª


 Secretario.  Serán sus funciones:


 
1. Redactar y custodiar las Actas de los Cabildos y del Consejo.

2. Custodiar los archivos histórico y documental.

3. Tener actualizado el Registro de Admisiones y de las Promesas.

4. Conservar y tener actualizado el fichero de hermanos y hermanos.

5. Cualquier otra función burocrática que le asigne el Prior. 


 Regla. 44ª


 El Cabildo o Capítulo es la reunión de todos los miembros de la Orden, mediante convocatoria formal, con al menos 8 días de antelación y 48 horas en los casos urgentes. Siempre se hará constar en la
citación DIA, lugar, hora y orden del día.


En los casos en los que el Prior someta a votación algún asunto, sólo tendrán derecho al voto los Siervos de María mayores de
18 años.


Los acuerdos adoptados por el Cabildo vincularán a todos los Servitas, asistentes y ausente, siempre que hayan sido tomados de acuerdo con lo establecido en la Ley y los Estatutos.


Regla.   45ª


 El Cabildo, de forma estatutaria, además de en los Actos Litúrgicos, se reunirá en sesión ordinaria preceptivamente al menos una vez al año y con carácter extraordinario en los siguientes casos:


 
1. Cuando lo considere, por la gravedad del asunto, el Prior.

2. Cabildo de elecciones cuando se den los requisitos establecidos en los Estatutos vigentes.


 Regla.  46ª


 Serán funciones del Cabildo:

1. Examen y aprobación del informe del Prior sobre la vida de la Orden, con especial énfasis en los compromisos espirituales y apostólicos.

2. Examen y aprobación de los presupuestos anuales.

3. Conocimiento y aprobación del balance económico presentado por el Ecónomo y correspondiente al ejercicio anterior.

4. Cualquier asunto que el Prior le someta.

Los acuerdos de Cabildo se tomarán por mayoría de votos que podrán ser secretos, si así lo solicita al menos el diez por ciento de los asistentes y siempre que se trate de censuras o elecciones


 Regla.  47ª


 Convocatoria de elecciones:  El Prior cesante, o en su caso el Viceprior, abrirá el proceso electoral convocando Cabildo Extraordinario al efecto de la elección del Prior y con una antelación mínima de 40 días. A ser posible se celebrará en el mes de Septiembre, una semana después de la Festividad de Ntra. Sra. de los Dolores.


La autoridad eclesiástica podrá suspender el proceso si advirtiese alteración de los Estatutos u otra causa grave.


Durante el periodo electoral, el Prior y el Consejo cesante, continuarán en sus cargos, pudiendo a criterio del Consejo nombrarse una Junta de Elecciones.


Regla.  48ª


 Abierto el proceso electoral, el Consejo publicará una lista de hermanos y hermanas, mayores de 18 años, con derecho a voto, considerándose un plazo de 10 días naturales para efectuar reclamaciones que, en su caso, conocerá y substanciará el Consejo o la Junta de Elecciones,  transcurrido el cual, la lista quedará cerrada  y se elevará a definitiva.


Los aspirantes a Prior que reúnan los requisitos de la regla 27 podrán presentar su candidatura, una vez elevada a definitiva la lista de hermanos y hermanas, y en un plazo máximo de 7 días naturales.


 Regla.  49ª


 El candidato o candidatos se someterán al Vº Bº de la Autoridad Eclesiástica y, en el supuesto de que rechazara o impugnara algún candidato, le será  comunicado por el Consejo pudiendo éste efectuar las alegaciones que marca la Ley.


 Regla.  50ª 


El Consejo, o en su caso, la Junta de Elecciones, una vez haya recibido las candidaturas con el plácet, procederá a la proclamación de las mismas.  El Consejo pondrá a disposición del candidato o candidato los medios para dar a conocer su programa.


 Regla.  51ª


 Sesión del Cabildo Extraordinario de elecciones.
Convocado en tiempo y forma se celebrará Cabildo Extraordinario de elecciones bajo la presidencia del Corrector y el Consejo, o de la Junta de elecciones en su caso, que se celebrará en el plazo mínimo de un mes y máximo de dos meses, con el único objeto de la elección por los hermanos y hermanas del nuevo Prior.  En el supuesto de haber un solo candidato, se procederá a  su proclamación.

La elección se realizará mediante votación personal y secreta o por correo o delegado, en ambos casos deberá adjuntarse fotocopia del D.N.I.  Quedará elegido aquel candidato que obtenga la mayoría simple de los votos escrutados.  En el supuesto de producirse un empate, en la misma sesión se procederá a una nueva votación.


Elegido el Prior. El secretario saliente levantara acta en triplicado ejemplar, y la enviara el obispado para su confirmación. Recibida esta el Prior tomara posesión de su cargo.

CAPITULO VI NATURALEZA JURIDICA

 Regla  52ª

Con arreglo a sus Reglas de Vida y fin peculiar, esta corporación denominada desde su fundación Orden Tercera de Siervos De Maria ( Servitas) es una orden seglar, de derecho diocesano habiendo sido canónicamente erigida por autorización, del Prior de la Provincia Servita de España, por el Gobernador Provisor y Vicario General  de este Obispado ILMO.
Sr. D. Felipe Martín Obejero, dignidad de Maestrescuela  de la S.I.C.B., según licencia otorgada el 25 de mayo de 1740.

Igualmente, encontrándose inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, sección  ……… con el número …….. tiene reconocida civilmente su personalidad jurídica

 Regla. 53ª

 La V.O.T  de Siervos de María (servitas) se regirá por las reglas contenidas en estos estatutos, por las normas que legítimamente lo desarrollen supletoriamente, por las Normas que dicte el Prior General de la OMS y la legislación diocesana, o en su caso en el derecho canónico y, en cuanto le sea aplicable por el derecho del Estado.


CAPITULO VII: DE LOS RECURSOS CONTRA LOS ACUERDOS.


 Regla.54ª

 Cuando por las autoridades eclesiásticas dicten alguna disposición, que según el consejo de gobierno de la V.O.T resulte perjudicial o contraria a los intereses y/o derechos de la Orden se estará a lo dispuesto en el derecho canónico sobre  los recursos contra los decretos administrativos.

 Regla. 55ª

 Los recursos contra los acuerdos de los órganos de Gobiernos de la V.O.T  seguirán el siguiente procedimiento:

                a.- Contra los acuerdos del Consejo o del Cabildo podrá interponerse recurso ante el mismo órgano que los adopto, en el plazo de diez días, desde que este tubo lugar, si el recurrente estuvo presente; o diez días desde la notificación si no lo estaba.


                 b.- El recurso será resuelto, previo informe del Viceprior,  por el Consejo o el  Cabildo, según proceda, en el plazo de 30 días, a partir de su interposición

                 c.-Contra resoluciones del Consejo se podrá interponer apelación ante el Cabildo, en el plazo de 15 días; en cuyo caso este será convocado por el Prior a tal fin, y el Viceprior expondrá lo que estime conveniente. Este órgano superior resolverá.

                 d.- Contra el acuerdo del Cabildo cabra recurso ante el Esmo. y Rvsmo. Sr. Obispo de la Diócesis.


CAPITULO VIII: DE LA DISOLUCION DE LA V.O.T


 Regla.56ª

 La V.O.T por su naturaleza jurídica es perpetua, sin embargo dejara de existir si es legítimamente suprimida por la autoridad competente, o si ha cesado su actividad por espacio de cien años.

La autoridad eclesiástica no podrá suprimir la V.O.T sin haber oído previamente al Prior y al Consejo.

En caso de disolución la autoridad eclesiástica nombrara una comisión liquidadora, que confeccionará un inventario exhaustivo de los bienes y derechos de la orden, a fin de que sigan el curso previsto por el derecho canónico, previa liquidación de las deudas, si las hubiere, con el producto y hasta el limite de lo realizable, quedando siempre a salvo la voluntad de los donantes así como los derechos adquiridos.


CAPITULO IX:  DISPOSICIONES GENERALES


 Regla 57ª


 Todos los libros de la V.O.T. llevarán una certificación en la primera hoja, con el numero de folios que comprenden y el fin a que se destinan. Esta certificación deberá ser extendida por el secretario con el Vº Bº del Prior y sellada en todas sus hojas. Los que carezcan de estos requisitos se considerarán nulos y sin ningún valor.


 Regla 58ª

Todos los Órganos de Gobierno cuidaran bajo su responsabilidad del estricto cumplimiento de los Estatutos, que no podrán ser modificados total o parcialmente sin previa votación del Cabildo y aprobación del Sr. Obispo


 Regla 59ª

 En cualquier asunto no previsto en estos Estatutos podrá adoptarse acuerdo en sesión de Cabildo General.

En toda materia que resulte confusa la interpretación estatutaria será resuelta por el Prior, oído el Consejo, inspirándose en el espíritu de estas Reglas y en la tradición de la Orden Servita. Siendo preceptiva la autorización del Sr. Obispo para el nombramiento de cargos honoríficos, caso de haberlos, toda propuesta al respecto tendrá que ser secreta, sin que se notifique al interesado hasta obtenerse la susodicha autorización.

 

CAPITULO  X: DE LA ECONOMÍA


 Regla 60ª 

La Venerable Orden Terciaria de Siervos de María canónicamente erigida, tiene personalidad moral y jurídica  con facultad para administrar sus propios bienes, según el Código de Derecho Canónico y por ello, en la recaudación de fondos y en la enajenación de sus bienes, tendrá en cuenta este mismo derecho a los efectos correspondientes, evitándose todos aquellos modos, no conformes con la piedad y recto espíritu religioso. Para recaudar fondos mediante colectas, festivales y similares será preceptiva la autorización del Sr. Obispo.


 Regla 61ª

 La economía de la Orden se sustentará con las cuotas de los Siervos y con las donaciones de los fieles que lo hagan a tal fin. 


Regla 62ª

 Las inversiones y gastos de la Orden serán autorizados por el Prior y el Ecónomo en los actos de administración ordinarios. Por el Consejo, en los de mayor cuantía y por el Cabildo general en los actos extraordinarios o que atañen individualmente a los Siervos. El Cabildo tipificará los límites de estas cuantías.

La restauración y adquisición de Imágenes Sagradas
deberán contar con la previa autorización del Sr. Obispo. 


Regla 63ª
 

Si algún órgano o persona, acordase o autorizase gastos que excedieran de su competencia y no lo fueran refrendados por el órgano competente, responderá personal y solidariamente del gasto producido, pudiendo la Orden repercutirlos sobre ellos si se viera en la necesidad de abonarlo directamente para evitar daños a terceros.


 Regla 64ª

 Cada año, dentro del plazo de un mes, a contar desde la aprobación por el Cabildo el estado de cuentas, se presentará al Obispado para su VºBº.


 
Regla 65ª 

La orden contribuirá a la economía de la Iglesia diocesana con el tanto por ciento que se determine en los criterios de economía diocesanos, cada año al terminar el año natural.

 


CAPITULO  XI: DISPOSICIÓN FINAL


Regla 65ª

 La V.O.T. queda sujeta al cumplimiento de estos Estatutos desde su entrada en  vigor, una vez sean aprobados por el Cabildo General y la Autoridad Eclesiástica.

pie